EFE

Movimiento feminista chileno lidera lucha en la región, según ONU Mujeres

20/06/2018
Fuente: Radio Monte Carlo

La coordinadora de ONU Mujeres en Chile, María Inés Salamanca, indicó hoy que el movimiento feminista que ha surgido en las universidades chilenas en los últimos meses va “un paso por delante” de la región, ya que aspira a lograr un “cambio cultural y de paradigma desde la educación”.

“Existen movimientos similares en América Latina, pero el liderado por las estudiantes chilenas va un paso por delante al decir que necesitamos una transformación cultural. Ello implica un desafío mayor y responde a entender que la educación es una ventana estratégica para lograr ese cambio”, explicó Salamanca.

La representante de las Naciones Unidas atendió a Efe en el marco de unas jornadas sobre educación no sexista que organizó la Universidad de Santiago de Chile esta semana, donde analizó el contexto en el que se encuadran las multitudinarias marchas feministas que han sacudido al país en los últimos meses.

Para Salamanca, el movimiento estudiantil, que nació como reacción a la “violencia machista”, supo seguir evolucionando e incluyó más reclamaciones con las que aspiran a lograr un cambio en la forma en la que “funcionan las instituciones educativas”.

En este sentido, continuó, no se trata solamente de “cambiar los roles de género”, sino de realizar “cambios curriculares”, revisar el modo en que se “educa” y repensar cómo “funcionan los espacios universitarios y secundarios”.

“En algunos de los petitorios que las estudiantes entregaron a los rectores se incluyeron políticas de corresponsabilidad entre hombres y mujeres, la necesidad de tener salas de lactancia para alumnas y funcionarias embarazadas, o la urgencia de modificar cómo se dirigen los centros”, añadió la representante de Naciones Unidas.

Al mismo tiempo, Salamanca destacó que, bajo su punto de vista, el liderazgo que han tomado las universidades en la lucha por la igualdad “sorprendió” a la sociedad chilena, ya que tomó de manera natural el relevo del movimiento Ni Una Más, surgido en 2016, que centró su mirada en acabar con los feminicidios.

“El llamado que nace desde los centros educativos representa un cambio, ya que ha logrado tener un gran impacto y permear a muchos otros espacios de la sociedad. Lo que sin duda va a permitir avanzar en muchos temas de agenda de género”, dijo la coordinadora de ONU Mujeres en Chile.

En aras de lograr dicho objetivo, Salamanca indicó que es necesario que el Gobierno de Sebastián Piñera sepa jugar un buen papel, al igual que lo hizo su predecesora, Michelle Bachellet, quien impulsó una fuerte política de igualdad de género, algo en lo que confía dados los últimos movimientos del Ejecutivo.

“A partir de la ola feminista el actual Gobierno anunció que piensa llevar a cabo 12 medidas legislativas. Muchas de ellas ya estaban registradas en el Congreso, a la espera de ser debatidas, pero también se han incluido algunas nuevas que responden a un contexto más actual”, detalló la diplomática.

Entre ellas destacó la modificación de “ley de administración de la sociedad conyugal”, que antes solo podía controlar el hombre, o la creación de una “ley para una vida libre de violencia”.

“Desde ONU Mujeres y Naciones Unidas recomendamos crear leyes integrales para poder eliminar la violencia. No solo la intrafamiliar, sino de todo tipo: el acoso callejero, la violencia en los espacios públicos, en el plano económico, en el conyugal y muchos otros”, concluyó Salamanca.

El pasado 6 de junio, decenas de miles de personas se manifestaron en Santiago y otras ciudades de Chile, convocadas por agrupaciones feministas para demandar la reivindicación de los derechos de la mujer, el término de la educación sexista y el fin de la brecha de género y un vocabulario inclusivo.

En esta línea, los estudiantes, tanto universitarios como secundarios ya comienzan a utilizar en su lenguaje las palabras “compañeres”, “todes”, “elles” y “nosotres” y, además, no es extraño observar en redes sociales gente que escribe con “x” o “@” para evitar usar el género masculino cuando se quiere referir a ambos sexos.

Asimismo, una veintena de universidades de Santiago y otras ciudades, además de colegios secundarios e institutos profesionales permanecen ocupados por alumnas que exigen a las autoridades de los planteles y al Gobierno adoptar medidas para terminar con el acoso machista y abusos sexuales y castigos para los responsables.

¿Qué te pareció este contenido?

Conoce la política sobre los comentarios o textos publicados en este sitio