Foto: escena de la película “9 deseos”

Cinema en la cárcel

Dos películas filmadas en una unidad penal de Uruguay presentan las miradas y experiencias autobiográficas de personas privadas de libertad

“9 deseos” es un cortometraje filmado en el interior de las celdas de castigo de la cárcel de Paysandú, en Uruguay. El guión fue creado por las personas privadas de libertad que hoy viven en este local, inspiradas en sus propias vivencias y en las historias de otros individuos que igualmente estuvieran allí. El 2014, la película fue incluso seleccionada a participar en el festival de Cine y Derechos Humanos de este país.

Así como dicho cortometraje, la producción “Poema carcelario en tres puertas” fue concebida y ejecutada por participantes del proyecto Usina Cultural que el Ministerio de Educación y Cultura desarrolla en la unidad mencionada.

La Usina se inauguró en el mes de diciembre de 2011 mediante un convenio entre el Ministerio de Educación y Cultura y el Ministerio del Interior. El objetivo fundamental manifiesto en dicho convenio es promover el desarrollo de los derechos culturales inherentes a las personas en contexto de encierro. Su componente fundamental es la creación audiovisual, contando con el equipamiento necesario para esta tarea. También desde la usina se promueve y apoya a otros espacios de educación no formal y actividades culturales ya sea provenientes del Ministerio de Educación y Cultura como de otros ámbitos, incluyendo la participación voluntaria de personas que desean contribuir desde su saber y su arte.

“Los procesos de creación audiovisual que se proponen actualmente en la usina tienen una duración anual. Se transita por todas las etapas de la realización audiovisual (creación del guión, ensayos con actores, preparación de vestuario y locaciones, rodaje, etc.). Además paralelamente se brinda a los usuarios formación en el manejo técnico de equipos y también en el estudio estético de la imagen. Estos procesos hacen que la cantidad de personas que participan en un proyecto sea variable según la etapa en la que se encuentra el mismo, permitiendo que cada uno encuentre su potencialidad. Por ejemplo: el que se siente cómodo con la escritura tal vez no se sienta a gusto con el manejo de cámara”, explica Alejandra Planel, técnica y coordinadora audiovisual de la Usina Cultural de Paysandú.

Lea la entrevista completa sobre la iniciativa aquí: “Las actividades culturales mejoran la convivencia, aumentan la autoestima y redundan en beneficios vinculados a la historia de cada uno”

Conoce las películas:

9 deseos

Poema carcelario en tres puertas

Con informaciones de El País

¿Qué te pareció este contenido?

Conoce la política sobre los comentarios o textos publicados en este sitio