Coloquio discute la inserción de la educación en derechos humanos en América Latina y el Caribe

15/07/2017

Por Adelaida Entenza

Con un alto número de participantes, desde el día 14 de septiembre se está desarrollando en Montevideo la séptima edición del Coloquio Latinoamericano y Caribeño de Educación en Derechos Humanos, el que se propone generar un espacio de intercambio y reflexión sobre la situación de la Educación en Derechos Humanos y su inclusión en los diferentes niveles de los sistemas educativos de nuestra región.

En su conferencia inaugural “Democracia y Derechos Humanos: diagnóstico del tiempo presente a partir de la realidad brasileña contemporánea”, el conferencista Eduardo Bittar,  profesor del Departamento de Filosofía e Teoría General del Derecho de la Facultad de Derecho de la Universidad de São Paulo (Brasil), remarcó que los derechos se deben pensar en estricta conexión con la democracia y reafirmó la importancia de promover la educación en derechos humanos así como la “preservación del debate de la dignidad humana” y de la persona como centro de preocupación de los derechos humanos.

Señaló los profundos desafíos existentes frente al debilitamiento y la crisis de la democracia como un fenómeno mundial, haciendo un diagnóstico crítico sobre la particular situación que está atravesando Brasil en materia de retroceso de derechos humanos; fragilización de la democracia y de la institucionalidad, el descrédito en el gobierno y los partidos políticos; y la relación patrimonialista, privatista y promiscua entre el sistema político y el sistema económico.

En cuanto a la democracia y las manifestaciones populares, afirmó que las manifestaciones son la principal forma de expresión de las demandas de respeto a los derechos de la ciudadanía, refiriéndose a las manifestaciones como el “termómetro de la legitimidad”, “la política de la calle” y como “instrumento de reconstrucción de las prácticas políticas, económicas y sociales”. Para ello, son una nueva forma de hacer política y un nuevo lenguaje de la política, recalcando que hay una sociedad civil “nueva y actuante” en Brasil.

Se refirió también a los desafíos que todo este contexto representa para el campo de la educación y cómo educadoras y educadores de derechos humanos han sido callados por mecanismos jurídicos y políticos y con iniciativas de criminalización.

Afirmó que crear, debatir, contestar, reconstruir, reorganizar, son las palabras de hoy. Pero también que hay que movilizar condenaciones internacionales por los deberes no cumplidos del Estado en materia de derechos humanos.

Cómo vamos a responder a todos estos desafíos, “vamos a responder con más educación en derechos humanos”, concluyó.

El coloquio se extenderá hasta el día 16 de setiembre, abordando entre sus temas: memoria histórica y derechos humanos, infancia y adolescencia, diferentes formas de violencia y discriminación, los Planes Nacionales de la Educación en Derechos Humanos en el continente y los Derechos Humanos en las instituciones públicas.

¿Qué te pareció este contenido?

Conoce la política sobre los comentarios o textos publicados en este sitio