Sordos contarán con ley que favorece su inclusión educativa con calidad y equidad

Esta iniciativa busca principalmente que se promuevan, a instancias del Ministerio de Educación, con la asesoría del Instituto Panameño de Habilitación Especial, técnicas metodológicas que les permitan a los familiares o personas, dentro del círculo de vida de los niños y adolescentes con discapacidad auditiva que estudian en colegios oficiales de nuestro país, acceder al aprendizaje de la lengua de señas, lo cual representaría una continuidad en la formación académica, evitando que esta se suspenda al salir del aula de clases, facilitando un proceso educativo integral y continuo.

El objetivo de la presente Ley 048, es impulsar a través del Ministerio de Educación la formación en una segunda lengua para los padres, guardianes y representantes legales de niños y adolescentes sordos que estudien en colegios oficiales. Para efecto de la capacitación de los educadores, el Ministerio de Educación contará con la asesoría del Instituto Panameño de Habilitación Especial.

El proponente de esta Ley N° 048, Diego Lombana Franceschi sobre la lengua de señas afirma: “La lengua de señas juega un papel crucial en el sentimiento de solidaridad entre las personas sordas, en su autoestima y en su identidad cultural. Un ambiente señante es, por lo tanto, una necesidad para las personas sordas. Los niños sordos deben tener la oportunidad de crecer en un ambiente señante, en el que la lengua de señas les hace posible tener un desarrollo normal, cognitivo y lingüístico”.

PanamáOn – 15/11/2017

¿Qué te pareció este contenido?

Conoce la política sobre los comentarios o textos publicados en este sitio