“Desvirtúan el rol de la institución escolar”

La organización social Forum Infancia y varios gremios docentes firmaron un acta para rechazar una propuesta del Gobierno de la Ciudad que ya llegó a algunos jardines porteños como prueba piloto: se trata de evaluaciones para detectar los Trastornos del Espectro Autista (TEA) y otras patologías en los chicos. La iniciativa surgió luego de una capacitación a cargo de los ministerios de Educación y Salud porteño en la que se estipuló que los jardines repartieran los tests a los padres, para que ellos detectaran si sus hijos presentan algún síntoma o enfermedad. “Es un claro ejemplo de la medicalización de la infancia. De esa manera se pone un rótulo al chico y se coarta la posibilidad de crecimiento, ya que todo niño está en proceso de transformación permanente”, reflexionó Beatriz Janin, licenciada en psicología y directora de Forum Infancia.

Para los docentes del Jardín Integral Nucleado N° 20, de Caballito, el fin de año vino con sorpresa. Además del seguimiento a cada alumno, a los maestros les llegó otra planilla para evaluar, aunque esta vez, consistía en algunas preguntas para percibir Trastornos del Espectro Autista en los niños. “Eran los tests ASQ-3 y el M-CHAT”, aseguró a este diario Eduardo López, titular de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y agregó que esas pruebas “desvirtúan el rol de la institución escolar”. “La escuela educa, no diagnostica. Estos exámenes son una falta de respeto a las escuelas, porque significan un retroceso sobre el abordaje constructivista de la educación. Nosotros no queremos patologizar la infancia”, completó. Así como recibieron los tests, los docentes del Jardín Integral rechazaron de inmediato esas evaluaciones, que nunca llegaron a los padres.

click Continuar leyendo.

Pagina 12 – 22/12/2017

¿Qué te pareció este contenido?

Conoce la política sobre los comentarios o textos publicados en este sitio