Foto: Merlin Aguirre
Foto: Merlin Aguirre

La deuda del Estado de Honduras con la Educación

Honduras cuenta con más de 8 millones de habitantes, de los cuales 2.2 millones son niños, niñas y jóvenes estudiantes de prebásica, básica y media. La CEPAL posiciona a Honduras como el segundo país más pobre de América Latina, así mismo, según datos del Banco Mundial, Honduras figura en el puesto número 6 de los 14 países más desiguales del mundo.

Teniendo en cuenta que la pobreza es un problema estructural, así también la educación es un problema estructural y, por lo tanto, las soluciones a los problemas en el sector educativo tienen que ser estructurales.

Honduras es el segundo país en Centroamérica que más dinero invierte en educación en relación al PIB (7%), sin embargo es que obtiene los peores resultados en la materia. Aunque la constitución de Honduras estipula que niños y niñas deben ser atendidos por el sistema educativo público, miles de ellos/as se desarrollan sin saber leer ni escribir. El artículo 151 dice: ”La educación es función esencial del Estado para la conservación, el fomento y difusión de la cultura, la cual deberá proyectar sus beneficios a la sociedad sin discriminación de ninguna naturaleza; el Estado tiene la obligación de desarrollar la educación básica del pueblo, creando al efecto organismos administrativos y técnicos necesarios dependientes directamente de la Secretaría de Estado en el Despacho de Educación Pública (Secretaria de Educación).”

Según el informe de la Secretaria de Educación del 2015, el número de niños/as y jóvenes que desertaron en los niveles de prebásica, básica y media fueron 34,786, que equivale al 2% de los/as estudiantes matriculados/as en todo el país. La falta de inversión en infraestructuras educativas por parte del Estado de Honduras obliga a miles de niños y niñas a recibir clases en condiciones inhumanas y antipedagógicas, mayormente en el casco rural del país. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, en el 2015, la tasa nacional de analfabetismo a nivel nacional es de 12.1% y 7.8 años de escolaridad es el promedio a nivel nacional.

El Estado de Honduras lejos de resolver los problemas educativos los replica cada año, las causas se puede decir que son: 1. Insuficiente cobertura. La oferta del sistema educativo hondureño es muy baja en comparación con la demanda ejercida por la población que cada día crece. 2. La baja calidad educativa es un problema que se refleja muchas veces en que no hay un paso integral entre el sistema educativo básico, media y superior, en las altas tasas de repetición y deserción escolar; en el bajo rendimiento y en el logro académico de los alumnos. 3. Inadecuada formación docente en todos los niveles, la cual repercute en la enseñanza de los niños/as y jóvenes en todos los niveles. 4. Mal manejo de los fondos estatales y de la cooperación externa para la educación. Los acuerdos, tratados y compromisos son muy poco cumplidos por el Estado, así mismo los fondos no son manejados con transparencia y se prestan muchas veces a ser destinados a otras actividades. 5. Falta de interés y visión política de las autoridades. No se toma la educación como prioridad para resolver los problemas del país, no se pone a la educación como un derecho humano. Hay muy poco compromiso de los actores políticos en el sentido de considerar la educación como problema. 6. Clientelismo político en las instancias del Estado encargadas de garantizar el derecho a la educación. 7. La ingobernabilidad e inestabilidad política que hace que se rompan los procesos encaminados a mejorar o garantizar el derecho a la educación.

El Estado de Honduras tiene como desafío superar estas causas de forma estructural e integral para poder avanzar y mejorar el sistema educativo con el fin de garantizar el derecho humano a la educación para todos y todas en el país.

Merlin Aguirre, sociólogo, educador popular, promotor y defensor de los derechos humanos de los pueblos Indígenas y afrohondureños, personas en situación de discapacidad y comunidad LGTB. Defensor y promotor del derecho humano a la educación.

¿Qué te pareció este contenido?

Conoce la política sobre los comentarios o textos publicados en este sitio